Menu
Asesoramiento jurídico Administración judicial Reestructuración y saneamiento

Dennis Kreuzer

Abogado

Nuestro compañero Kreuzer empezó a estudiar Derecho en la Universidad de Bochum a finales de 1998. En el año 2003 superó el primer examen estatal.

Para su pasantía (de 2004 a 2006) volvió a Wuppertal. Para conocer de cerca el aspecto práctico, y precisamente la gran variedad de actividades de las empresas regionales, trabajó de forma temporal en la Cámara de Comercio e Industria de Wuppertal. Concluyó su pasantía aprobando el segundo examen estatal.

El letrado Kreuzer ha sido desde siempre un apasionado de la abogacía. Ya en 2004 se informó por recomendación judicial en nuestro bufete sobre qué actividad podría desempeñar como complemento a su formación. Desde entonces, ha servido de forma continua a nuestro bufete con excelentes resultados. Como nada más acabar su formación pasó a trabajar como abogado en nuestro bufete, no supuso una gran diferencia para él.

Las especialidades de nuestro compañero Kreuzer son el derecho de arrendamiento, derecho sanitario y derecho concursal. La respuesta a la estabilidad es la rapidez. Esta es la gran fascinación de nuestro compañero, que es un apasionado de las motos. Tan pronto como salen los primeros rayos de sol en marzo, le saca brillo a su Suzuki GSX-R y se va a disfrutar de los grandes espacios abiertos del Condado del Monte o de Sauerland, o da un salto al mar del Norte para relajarse.

La velocidad y la estabilidad también son fundamentales en el deporte. Desde hace 20 años, el letrado Kreuzer es un acérrimo jugador de tenis de mesa. Además, de forma adicional a su formación y actividad profesional, siempre ha logrado participar en todos los campeonatos importantes de su club. Actualmente es miembro del ESV Wuppertal-West.

Nuestro compañero Kreuzer es un apasionado de la literatura. Casi no hay clásico que no haya leído, pero le gustan géneros variados. A veces se relaja leyendo simplemente una novela de fantasía.

Nuestro compañero no quiere revelar sus sueños, porque, si no, no se hacen realidad, pero seguro que en los próximos años viajará a Australia.